viernes, 21 de noviembre de 2008

Sam Fuller


Duele pasar la vibrante página de Anthony Burgess, pero la vida sigue and so does this blog.
Tal y como le comenté al Sr. Pardiñas anoche, pensaba escribir algo acerca de The Big Red One (Uno Rojo, División de choque aquí). Contar un poco la peculiar historia de esa película. Quizás en otra ocasión lo haga, porque es realmente curioso que no tengas el final cut de tu película autobiográfica. Estaba en eso cuando al buscar algo en Youtube para ilustrar este post me encontré con esta -relativamente- conocida secuencia.



Es el comienzo de The Naked Kiss (menuda manera de empezar una película). Me animé y vi un par de cosas más, entre ellas esta:




Pertenece a su última película en Hollywood, White Dog (el gordo es Burl Ives, que entre otras muchas cosas hizo de padre de Paul Newman en La gata sobre el tejado de zinc) y me acordé de aquel documental que había visto hace muchos años en el que Tim Robbins entrevistaba a Fuller en París. Pues Fuller vivió en París sus últimos diez años.

Encontré el documental en Youtube dividido en seis partes. Os lo recomiendo vivamente. Aquí os presento la primera entrega y adjunto los enlaces de las siguientes. La escena entre Balzac y Dumas que creo haber contado más de una vez está al final del documental.

Así pues, este es mi pequeño homenaje a Sam Fuller. Creo que nunca llegó a rodar una película que se pueda considerar redonda (quizás lo más parecido a eso sea Manos peligrosas) pero que me aspen si no sabía rodar una secuencia el muy cabrón.



Continuaciones:
2/6    3/6   4/6   5/6    6/6

2 comentarios:

rubén dijo...

Sólo pude ver lo de The Naked Kiss, muy bueno, impresionante. ¿La película sigue bien?

CARLOS AGUILERA dijo...

No la he visto. Sé de qué va, pero nada más.